MARTINEZ DENUNCIA UNA TRILOGÍA CONSPIRATIVA ENTRE EE.UU., LA OLIGARQUÍA CHILENA Y LA DERECHA BOLIVIANA

 

MINISTERIO DE LA PRESIDENCIA La Paz, 30 de noviembre de 2017.- El ministro de la Presidencia, René Martínez Callahuanca denunció hoy que una “trilogía conspirativa conformada por Estados Unidos, la oligarquía chilena y la derecha boliviana” ha desplegado un plan de desestabilización que después de implementar una campaña de mentiras en contra del fallo constitucional de habilitación de autoridades nacionales, departamentales y municipales a una reelección, ha pasado a una segunda etapa de movilización violenta y toma de instituciones.

 


“Nuestra mayor preocupación es que de esta primera fase de difusión de mentiras se esté transitando a convocatorias de hechos de violencia que no debiéramos permitir; mucho más cuando sabemos que hay un plan conspirativo con esta trilogía de actores que en otros países ha provocado hechos de violencia contra gobiernos progresistas como el nuestro”, advirtió la autoridad en conferencia de prensa ofrecida en Palacio.

Martínez recordó que en junio de 2002, el entonces embajador estadounidense en Bolivia, Manuel Rocha, advirtió que una votación a favor de Evo Morales iba a poner “en peligro el futuro de la ayuda de los Estados Unidos a Bolivia”.

“Ahora el Departamento de Estado lanza una advertencia similar con un tono de intromisión descarada inadmisible”, dijo la autoridad.

El Departamento de Estado de EE.UU. puso en conocimiento de la opinión pública un comunicado oficial en el que manifiesta su preocupación por el veredicto dictado el 28 de noviembre por el Tribunal Constitucional de Bolivia, mediante el cual habilita a autoridades nacionales, municipales y departamentales a una reelección.

Por su parte, el secretario general de la OEA Luis Almagro –a quien Martínez también incluyó en la trilogía conspirativa— cuestionó el fallo del Tribunal Constitucional que restablece los derechos políticos en Bolivia.

“No podemos permitir pasar por alto y dejar en silencio este hecho, reitero que afecta nuestra soberanía y sobre todo a la dignidad de todos los bolivianos”, señaló.

Respecto al canciller de Chile Heraldo Muñoz quien calificó el fallo del Tribunal Constitucional como “controversial”, Martínez afirmó que el Gobierno de Estados Unidos y la oligarquía chilena son los enemigos históricos de los intereses de Bolivia.

“Hay una trilogía conspirativa: Gobierno norteamericano, oligarquía chilena, referentes de la derecha boliviana. Está claro de que tanto el Gobierno norteamericano como la oligarquía chilena son los enemigos históricos de los verdaderos intereses que hay que proteger en nuestro país”, afirmó.

En este contexto, agregó que no es extraño que estos voceros de esa diplomacia tradicional estén hoy en contra de un gobierno progresista mucho más cuando se ha logrado una década de victoria con el liderazgo pleno del Presidente Morales “para tener indicadores económicos como jamás lo habían logrado los partidos tradicionales”.

Martínez mostró titulares de periódicos, de 2002 que reflejaban la intromisión de la Embajada de Estados Unidos en asuntos internos de Bolivia cuando el ex embajador Rocha instaba al electorado boliviano a no votar por Evo Morales.;