MARTÍNEZ ADVIERTE QUE INJERENCIA DE LA EMBAJADA DE EE.UU. EN BOLIVIA ALIADA CON LA OPOSICIÓN SOLO HA TRAÍDO DESGRACIAS AL PAÍS

 

MINISTERIO DE LA PRESIDENCIA La Paz, 8 de noviembre de 2017 El ministro de la Presidencia, René Martínez Callahuanca dijo hoy que cualquier participación de la embajada de Estados Unidos en Bolivia ha traído desgracia, dictaduras y hasta golpes militares.

 


Martínez dijo que todos los bolivianos deben sumarse a la declaración de indignación del presidente Evo Morales cuando advirtió que el encargado de negocios del país del norte Peter Brennan conspira junto a la oposición.

“Sumarnos plenamente a esta declaración de indignación que hace nuestro Presidente, que hace contra estas acciones injerencistas que no son recientes, hay un nivel de planificación sostenida permanente contra los gobiernos progresistas de América Latina”, dijo la autoridad.

Martínez recordó que el 21 de marzo de 2017 el dirigente de la opositora Unidad Nacional Samuel Doria Medina se reunió con Michael Fitzpatrick, vicesecretario de Estado Adjunto de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Gobierno de Estados Unidos y representante de la administración de Donald Trump.

Luego, el 12 de abril de este año, dirigentes de la oposición como Carlos Mesa, Jorge Tuto Quiroga, Víctor Hugo Cárdenas, Rubén Costas, Luis Revilla y Doria Medina presentaron una declaración para denunciar “ante la opinión pública nacional e internacional las acciones gubernamentales” que supuestamente amenazan a las libertades ciudadanas en Bolivia.

Los dirigentes anunciaron además una campaña de desprestigio del proceso de elección de magistrados y postulantes a esos cargos.

El 27 de abril de 2017, Tuto Quiroga entregó el premio “Freedom” (Libertad), de la ONG de EE.UU. Freedom House, al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien propició un golpe institucional contra la presidencia pro tempore de Bolivia el lunes 3 de abril para evacuar una ilegal resolución contra Venezuela.

Por otra parte, Martínez dijo que en su estrategia de desestabilización regional,
el 3 de mayo Fitzpatrick rechazó la convocatoria a Asamblea Constituyente del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y advirtió con sanciones.

“Las acciones que se tomaron ayer bien pueden darnos nuevas razones para considerar sanciones adicionales individualizadas bajo la Ley de Democracia de Venezuela de 2014”, afirmó entonces el emisario de EE.UU.

Martínez dijo que al seguir el recetario del emisario de EE.UU., Doria Medina, Tuto Quiroga y otros dirigentes de la derecha atentaron contra la democracia porque se unieron a una aventura golpista que pretendía arrebatar el poder democrático del pueblo venezolano y tumbar un Gobierno elegido democráticamente.

El titular de la presidencia señaló que hay un frente golpista encabezado por el emisario de EE.UU. y el secretario general de la OEA y ejecutado por los dirigentes de la derecha que quieren aplicar el mismo método en Bolivia.

Martínez explicó que, además, existe una mirada distorsionadora de vincular de manera forzada y planificada por la Embajada de Estados Unidos al gobierno nacional con el delito de narcotráfico.

“Hay que ser demasiado cínico para intentar vincular (con el narcotráfico) a la gestión de Gobierno de nuestro presidente Evo Morales que ha tenido más de una década de victoria dando un salto cualitativo al nuevo Estado boliviano".

Martínez ratificó la advertencia del Presidente Morales de expulsar al agente diplomático estadounidense si persiste en sus afanes y acciones conspirativas.;