RÉPLICA DEL GOBIERNO DE CHILE A LA INTERVENCIÓN DEL PRESIDENTE MORALES EN ONU REITERA FALACIAS Y CONTRADICCIONES DEL CANCILLER MUÑÓZ

 

La Paz, 6 de junio de 2017. MINISTERIO DE LA PRESIDENCIA (Prensa-Palacio) En el afán de mitigar la contundencia del discurso del presidente Evo Morales cuando denunció ante la Organización de las Naciones Unidas el daño histórico y económico que el Gobierno de Chile causa en contra de Bolivia al mantener el enclaustramiento marítimo y asumir una actitud permisiva frente a los múltiples paros en la frontera, el Gobierno de Chile produjo una “réplica” plagada de falacias y contradicciones características del canciller de ese país, Heraldo Muñóz.

 


El ministro de la Presidencia, René Martínez hizo notar que la reacción del Gobierno de Chile, sin embargo, incorpora el reconocimiento a la competencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para conocer la demanda de salida al mar con soberanía presentada por Bolivia, posición contradictoria a la determinación inicial encabezada por Muñóz de desconocer esa facultad del más alto tribunal de justicia.

En el cuarto párrafo, el documento del Gobierno chileno reconoce textualmente que “la Corte Internacional de Justicia, el órgano jurisdiccional de mayor jerarquía a nivel global está conociendo de una demanda de Bolivia en esta materia”.

Esa afirmación contradice la declaración del Canciller Muñóz cuando en marzo de 2015 dijo que “Chile defenderá la incompetencia de la CIJ”.

El Ministro Martínez hizo notar que esa incoherencia reitera la actitud cambiante y agresiva del jefe de las relaciones diplomáticas de Chile y recordó que el 20 de marzo, Muñóz calificó como “error histórico” la demanda de Bolivia ante el tribunal de La Haya, pero que cuatro meses después, declaró: “Nos vemos en La Haya”.

El reciente comunicado dice además en su segundo párrafo que el Gobierno de Chile “lamenta profundamente” que el Presidente Morales “haya utilizado una vez más un foro multilateral para referirse a temas que conciernen exclusivamente al ámbito bilateral entre Chile y Bolivia”. No obstante, el 4 de agosto de 2015, Muñóz calificó el relacionamiento con nuestro país como una “oportunidad perdida para la relación bilateral”.

Pero quizás la falacia más notoria se encuentra en el quinto párrafo de la “réplica chilena”, que menciona que “las concesiones privadas que gestionan algunos puertos chilenos no constituyen restricción ni limitación alguna al libre tránsito otorgado por tratado internacional a Bolivia”.

El Ministro Martínez recordó que esa posición (subrayada por Muñóz que el 31 de mayo declaró que había “flujo normal” de vehículos en la frontera) “se derrumba ante la evidencia de la verdad”. La realidad, con al menos 1.500 conductores bloqueados e impedidos incluso de suministrarse de agua y alimentos y la propia decisión de Aduanas de levantar el paro, han dejado en evidencia que Muñóz miente y que el Gobierno de Chile incumple el libre tránsito del Tratado de 1904.

El Ministro Martínez valoró sin embargo que pese a estas actitudes hostiles de la Cancillería de Chile, se registra en el país vecino la emergencia de nuevos liderazgos de políticos e intelectuales que distribuyen y debaten el Libro del Mar (en alusión al profesor Alfonso Ossadón) o plantean mar para Bolivia (en relación al precandidato presidencial chileno del Frente Amplio, Alberto Mayol).;